Cultos

Los cultos en honor de Nuestra Señora del Rosario María Santísima de San Lorenzo Coronada, Patrona principal de la Ciudad de Valladolid, se celebran en torno al 8 de septiembre, Fiesta de la Natividad de la Santísima Virgen.

Solemne Novena

Comienza el 31 de agosto y finaliza en la tarde del 8 de septiembre, comenzando a las 19:30h con el siguiente orden de cultos: Santo Rosario, Eucaristía (20:00h) y Novena.

Solemne Besapié y Ofrenda Floral

El domingo anterior al 8 de septiembre, la Santísima Virgen recibe el amor de sus fieles en forma de beso y de flor. La imagen original se encuentra expuesta en el presbiterio del templo mientras que su réplica preside un montaje en el atrio que emula la antigua puerta de los aguadores, donde comenzó a recibir culto la imagen de la Virgen. A lo largo del día, centenares de vallisoletanos tejen un manto de flores a los pies de Nuestra Señora y las instituciones y cofradías ofrecen sus centros a la patrona en las eucaristías que se celebran durante la mañana.

Solemne Bajada de la Santísima Virgen

En la víspera del día de la Ofrenda y una vez finalizada la Novena, dos comisarios de la Santísima Virgen son encargados de descender a la imagen de su retablo para, posteriormente, entregársela a la Policía Municipal ataviada de gala, encargada de procesionarla por las naves del templo para ser colocada en el altar del besapié.

Procesión de Nuestra Señora de San Lorenzo

El día 8 de septiembre, Solemnidad de la Natividad de la Santísima Virgen y Fiesta de Nuestra Señora de San Lorenzo, tiene lugar la Procesión de la Patrona de Valladolid. A las 10:30h parte desde la Iglesia Parroquial de San Lorenzo para dirigirse, entre vítores y aclamaciones, hasta la S.I.M. Catedral, donde se celebra Solemne Eucaristía presidida por el Emmo. y Rvdmo. Sr. Arzobispo de Valladolid. A su término, la Virgen regresa a su templo, no sin antes pisar la tradicional alfombra artística que varios voluntarios han realizado durante toda la noche en la Plaza Mayor siguiendo el diseño y la dirección de Jose Antonio Gerbolés. Este tapiz, cada año insporado en un motivo diferente fruto de los diferentes acontecimientos y efemérides que se suceden en nuestra ciudad, se realiza desde el año 2005 cada 8 de septiembre.