Escudo

En el motivo central de nuestro escudo corporativo se encuentra la efigie de Nuestra Señora de San Lorenzo, representación de la imagen ya posterior a 1956, pues en ese año es restaurada y se retiran los mantos que la cubrían. Además tanto la Virgencomo el Niño están coronados por las preseas realizadas con motivo de su coronación canónica (1917). La Virgen lleva el Bastón de Alcaldesa perpetua de la Ciudad de Valladolid como así fue aprobado por unanimidad en Sesión Extraordinaria del Pleno del Ayuntamiento celebrada el 3 de mayo de 1963, entregándose el bastón a la Imagen el 8 de septiembre de ese mismo año. La Venerada Imagen aparece sobre el trono de plata donado por S.S.M.M. Felipe III y Margarita de Austria. Formando parte del trono se encuentra una ráfaga o resplandor, simbología mariana que anuncia el enlace apocalíptico, que rodea la Imagen de la Patrona,

Como principal símbolo de la naturaleza real de nuestra Hermandad aparece el Toisón de Oro circundando el escudo. La insignia del Toisón (vellocino) consiste en un gran collar de oro, con las armas del duque de Borgoña, El collar del Toisón de Oro está compuesto de eslabones dobles, entrelazados de pedernales  o piedras centellantes, inflamadas de fuego, esmaltadas de azur y los rayos de rojo; en el cabo, un toisón, esto es, la piel de un cordero, con su lana y extremidades, acordonada de oro, liado por en medio y suspendido del collar; alusión al vellocino de oro de la mitología clásica y al carnero de Gedeón..

Representa la Insigne Orden del Toisón de Oro es una orden civil y de caballería, instituida en 10 de enero de 1429 por Don Felipe III, “el Bueno”, Duque de Borgoña y Conde de Flandes, en solemnidad de sus bodas con  Doña Isabel de Portugal, hija del Rey Don Juan I de Portugal. Fue aprobada por el Papa Eugenio IV en 1433.La finalidad de esta Orden era defender a la Iglesia y a la Religión católica, bajo el patronato de San Andrés. Al extinguirse la Casa de Borgoña, la Gran Maestría pasó a la Casa de Austria. Carlos I la transmitió a su hijo Don Felipe II, y el Gran Maestrazgo correspondió, además, al rey de España por bulas de Su Santidad Gregorio XIII en 1574 y Clemente VIII en 1600. Cuando la casa de Borbón ocupó el trono de España, Don Felipe V, por el tratado de Utrecht, quedó en plena posesión de la Gran Maestría.

Finalmente, al timbre, corona real, cerrada, que es un círculo de oro, engastado de piedras preciosas, compuesto de ocho florones de hojas de acanto, visibles cinco, interpoladas de perlas, y de cuyas hojas salen sendas diademas sumadas de perlas, que convergen en un mundo de azur o azul, con el semimeridiano y el ecuador de oro, sumado de cruz de oro.