La Hermandad

En torno a 1680 ya existían dos organismos, la Cofradía de la Salve, que tenía por misión disponer y cantar las salves de todos los sábados a la Santísima Virgen, y los Comisarios de la Novena, encargados de la organización del solemne novenario en el mes de septiembre en honor de María Santísima de San Lorenzo.

Ambas instituciones se encargarán de promover y fomentar el culto a la Patrona, hasta que ya a finales del siglo del siglo XVIII, concretamente el 7 de octubre de 1781 queda erigida canónicamente la Venerable Hermandad de Nuestra Señora del Rosario María Santísima de San Lorenzo, reconocida unos años después como tal por Su Santidad Pío VI en un breve fechado y firmado por dicho Papa en Santa María la Mayor de Roma el 22 de agosto de 1785 concediendo numerosas indulgencias plenarias y parciales a los Hermanos de uno y otro sexo que en el correr de los tiempos a ella perteneciesen, será quien organice el Novenario y en la que a principios del siglo XIX se unirán los otros dos organismos mencionados, es decir, la Cofradía de la Salve y los Comisarios de la Novena.

Como recuerdo de la Cofradía de la Salve quedan hoy día las dos varas o cetros de plata que aún siguen usando los Hermanos Mayores en los actos solemnes de culto a la Patrona; varas que como remate llevan en su parte superior una imagen de plata de la Virgen de San Lorenzo tal como estaba en su camarín, y en la parte posterior una inscripción que dice: “De la Salve de San Lorenzo. Año 1815”.

Su primer reglamento fue canónicamente aprobado el 1 de abril de 1849 dándose ya en él a la Cofradía el título de “Real y Venerable Hermandad”, pues no hemos de olvidar cómo fueron muchos reyes y reinas de España Hermanos Mayores Honorarios de dicha Hermandad, por lo que la concedieron el título de “Real” y el poder hacer uso del escudo de armas de Valladolid en el escapulario.

En 1905 fue esta Hermandad de San Lorenzo agregada a la Prima Primaria de Roma, según consta por el Decreto de agregación firmado en Roma el 11 de febrero de dicho año 1905.

Y el 25 de marzo del mismo año, en reunión celebrada por la Junta Directiva y con la aprobación del entonces Arzobispo de Valladolid, don José María Cos, se acordó la forma y uso del escapulario azul (de la Inmaculada Concepción, promovido por los Teatinos) por ser éste el más favorecido con indulgencias y privilegios espirituales, escapulario que debía llevar en el anverso la estampa de la Virgen y en su reverso el escudo de armas de la ciudad de Valladolid. Hoy en día los Hermanos/as cofrades portan una medalla compuesta de un cordón carmesí del que pende la insignia de la Cofradía, es decir María Santísima de San Lorenzo en su trono, rodeada por el Collar de la Orden del Toisón de Oro, timbrado el conjunto por la corona real española.

En la actualidad la Hermandad se rige por los Estatutos vigentes, aceptados en Junta General de la Hermandad el 8 de abril de 2000, tras ser informados favorablemente por Teófilo Álvarez Tornero, Fiscal del arzobispado el 30 de marzo de 2000. Fueron aprobados por el Excmo. Y Rvdmo. Sr. José Delicado Baeza, Arzobispo de Valladolid el 25 de abril de 2000.